Un poco más de los Masters of Horror

Posted on marzo 25, 2007 - 3 comentarios -


Después de varios meses en que había olvidado volver a ver la serie Masters of Horror, anoche, desprogramado, busqué en mis archivos videográficos algo para entretenerme, y encontré varios capítulos que había grabado antes. Como no tenía ganas de nada complejo, sino de divertirme sin pensar mucho, me senté a ver qué sorpresas me deparaban aquel par de capítulos, con la ilusión de recuperar esa sensación emocionante del adolescente que se apresta a descubrir una joya del terror.

Pero no, nada de eso ocurrió.

El primer episodio que vi fue The Fair-Haired Child, dirigido por el poco Master William Malone. Malone tiene una cortísima trayectoria, así que es absurdo llamarlo Master del Horror, pero bueno, al menos es competente. Este capítulo no es malo, y de hecho comienza bastante bien, con un secuestro misterioso por razones desconocida, que alcanza a perturbar un poco porque lo desarrolla en una casa donde la gente es bastante amable. Luego se empiezan a revelar detalles y nos vemos sujetos a presenciar las típicas persecuciones monstruosas, las sorpresas rutinarias, y lo que es peor, un monstruo que se mueve al estilo de los videos de Floria Sigismondi (¡puaj!). Hay una mezcla de situaciones paranormales, algo de magia megra, un aroma a Lovecraft, bonitos recursos visuales, pero nada que sea realmente excepcional. El final, con sorpresa que se huele a leguas, no es demasiado malo, pero tampoco alcanza a sorprender y se queda como un refrito de situaciones eficaces pero que nunca entregan lo que uno esperaría.

A continuación vi el episodio Haeckel's Tale, dirigido por John MacNaughton. Este director tiene una carrera curiosa, pues si bien apenas se ha acercado un par de veces al género, una de esas afortunadas ocasiones dió en el clavo con la brutal obra maestra Henry: Portrait of a Serial Killer (la otra siendo The Borrower, divertimento de serie B inofensivo). Así que tengámoslo como un Master, aunque no haya hecho mucho en el terror. Pues bien, este episodio, basado en un relato del retorcido Clive Barker, debería haber sido dirigido por el pope del subgénero zombie George A. Romero, pero como éste no pudo, MacNaughton fue llamado y cumplió a cabalidad. Una historia de resurrecciones zombies en el gótico americano, comienza lentamente, desarrollando ideas frankensteinianas, para luego alejarse de la ciencia y adentrarse en la magia negra. Necromancia, necrofagia y, horror, ¡necrofilia!, se dan cita en un final perversísimo, con cópula de vivos lujuriosos y muertos en descomposición. Bueno, necrofagia no exactamente, porque no se comen a los muertos: son los muertos los que destripan a un par de tipos vivos. Sin ser una obra maestra, el capítulo está bastante bien, y de los dos, fue el que más me gustó.

Por fin, después de la sequía cinematográfica, y sobre todo de demasiado cine políticamente correcto, tenemos una pequeña dosis de mal gusto (de buen mal gusto) y visceralidad. Y esta vez si hablo literalmente.

Ya veremos qué entra a la cartelera esta semana y qué más descubro de entre lo grabado en los últimos meses en TV. Creo que por fin se acercan cosas divertidas.

There has been 3 Responses to 'Un poco más de los Masters of Horror' so far

  1. Anónimo

    I visited your site…and I was very impressed!
    Beautiful work…congratulations.
    Take also a look at my website…thanks and kind regards.
    www.silverdreamer.be

  2. m . a . says:

    floria sigismundi! aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargh!

  3. berlin says:

    de acuerdo contigo dr calamar, esa tambien fue mi impresión de ambos cortos.
    no se quien es floria sigismundi...