Apocalypto, Dir. Mel Gibson, 2007

Posted on abril 14, 2007 - 3 comentarios -

Simplificando mucho, mucho, podría decir que Apocalypto empieza como El Último de los Mohicanos, luego sigue como Mad Max 3, y finaliza como Depredador. Desde luego hay mucho más en esta película, un excelente ejemplo de cine de aventuras que hasta da qué pensar.

Aunque no tengo por costumbre remitirme a otras críticas para sostener las mías, voy a citar aquí una que creo que resume el estilo del director a a hora de afrontar sus proyectos: Mel Gibson ha convertido sus películas en un estudio sobre la crueldad humana (hasta aquí va la cita). Si bien El Hombre sin Rostro, la cual no he visto, no dice mucho al respecto, Braveheart empezó a mostrar las pautas que habría de seguir posteriormente. Una peli de batallas, con algo mas de sangre de lo normal, quizás era de destacar la prolongada escena de evisceración en que ejecutaban a William Wallace. Luego vendría La Pasión de Cristo, la típica película que cae víctima de fanáticos y detractores que no pueden ver el bosque por los árboles. Y ahora Apocalypto nos muestra más sadismo.

Pero no me atrevería a decir que Mel Gibson sea un sádico que disfruta con las escenas de tortura, aunque bien podría serlo. La de Apocalypto, por ejemplo, puede dividirse en dos tipos de violencia: una, la que a pesar de ser fuerte, no deja de ser espectáculo (malos vs. buenos), y aquella que revuelve las tripas (a ambos lados de la pantalla) no sólo porque sea sangrienta, sino porque se regodea en sí misma con el objeto de sacudir al espectador. Apocalypto y La Pasión de Cristo son violentas, sí, pero su uso de la violencia está plenamente justificado, porque en lugar de convertirte en cómplice de ella, te hace reflexionar sobre su uso más allá de la pantalla. Desprovista de su emoción, nos deja pensando en la violencia en la vida real.

Aunque inicio y final de la película son excelentes, la verdadera atracción de ella es ese segmento central en que se muestra el salvajismo de los sacrificios humanos. El director, en lugar de limitarse a mostrar los eventos a distancia, se acerca a ellos confrontándonos con una realidad distorsionada, sacada casi de una película de terror. Cabezas empaladas, enanos grotescos, danzas frenéticas, sangre y cuerpos mutilados por doquier... Y ninguna explicación lógica a lo que está pasando, pues no nos pone en contexto totalmente, dejándonos a merced de nuestra imaginación, después de meternos sin previo aviso en ella. Casi parecería la visión de algún infierno, si no fuera porque se nos muestra a pleno día, a la luz del sol tropical. Pónganlo de noche y esto sería puro terror sacado de alguna febril mente. La recreación de la ciudad maya en pleno fervor sangriento es un verdadero tour-de-force tanto técnico como artístico, porque no sólo recrea, sino que aporta una visión particular y muy efectiva a la historia. Sí, es horripilante, pero de eso se trata, de impactar al espectador, no porque sí, sino para reflexione sobre la violencia, que hoy se ha convertido en algo trivial y lejano aunque lo tengamos a diario en todos sitios. Algunos tildarán a Gibson de sádico, y podría serlo, pero su estilo, plenamente confirmado aquí, demuestra tener más que sangre.

El resto de la película, luego de la experiencia medio traumática de su núcleo central, es una peli de aventuras más clásica, aunque con sus toques sangrientos también. Luego del salvajismo, nos queda espectáculo. Podría decirse que entonces qué mensaje queda si al principio se muestra violencia "real" y luego uno disfruta de ella, pero creo que la gente puede ser inteligente si se lo propone y pensar más allá de eso. Y no sé si ese mensaje haya sido a propósito, pero desde luego es una de las posibles lecturas que se le puede hacer al film.

Hacía tiempo no veía una peli que me hubiera querido repetir, que me dejara pensando en ciertas escenas, y queriendo volver a disfrutarlas y, por qué no, padecerlas. Sin un guión ejemplar, pues es poco más que una larga caminata y posterior persecución, es capaz de mantener el interés del espectador sin esfuerzos, probando que la pericia del director es para tener en cuenta. Para el que quiera, se puede pensar en el declive de las civilizaciones, en la capacidad del ser humano de caer en la crueldad sin darse cuenta y justificándola... en muchas cosas. Y a pesar de sus supuestas imprecisiones históricas, puede aportar mucho a cualquier espectador que normalmente no se acercaría a este tema. Y además, esto es una película, no un documental, no pongan tanto problema.

Para rematar, tengo que remitirme a una película que recordé en varias ocasiones mientras veía Apocalypto, y es Holocausto Caníbal. Una es una caspa, la otra, tal vez no una obra maestra, pero infinitamente superior (aunque me ganaré más de una mirada de reprobación) tanto en medios como en intenciones (y ahí quedó claro cuál es cuál): para los que gustamos del gore, Apocalypto brinda sangre y tripas, pero no lo hace a costa de la credibilidad o el cerebro. Así que, simplemente, Ruggero Deodato, eat your heart out. Y nunca mejor dicho.

There has been 3 Responses to 'Apocalypto, Dir. Mel Gibson, 2007' so far

  1. wil says:

    esa peli da como pereza

  2. Dr. Calamar says:

    Qué va Wil, esto no es documental sino una peli de aventuras con sangrecilla. ¿No te gustó Mad Max o Depredador?

    Ya veré qué peli encuentro para prestarte pues, y te haré llegar la invitación del grupo de Cinema Zombie.

  3. diegogue says:

    a mí me gustó apocalypton, de principio a fin, y ni siquiera me pareció tan gore, el único pero que le tengo es lo del final con las carabelas, ya que, hasta donde recuerdo las clases de historia del bachilerato, los mayas ya se habían acabado cuando los españoles llegaron a América, como que mezclan la cultura maya con la azteca, que no sé qué tan buena idea sea. De resto, es una peli super emocionante, La pasión de cristo también lo era, ambas me gustan más que Braveheart, que se ponía cursi a ratos, y ninguna es mejor que la trilogía de Madmax, que no es dirigida por Gibson, pero si lo tiene a él caracterizando al guerrero de la carretera :)